“SÁLVAME DE TI” Renuncio….18

Ascendíamos por una empedrada callejuela hasta el hotel, en una llamativa Vespa amarilla. Además del traqueteo por los baldaquines, Angelo, zigzagueaba a drede para aumentar la sensación de inestabilidad, logrando dos cosas: Una, que me ciñera más a su espalda, y otra, que riera de forma estúpida, acometida por un torrente de adrenalina.

Había sido una mañana bastante peculiar, mi guía particular había planeado para mí un sin fin de actividades. Desde montar en teleférico, hasta zambullirnos desde el pie de un acantilado. Angelo poseía una energía vital agotadora, había creído imposible que pudiéramos llevar a cabo la larga lista que me enumeró a voz en grito, mientras gobernaba su moto, camino de la playa de Marina Piccola; pero la había cumplido sin obviar un paso. Almorzamos en la Piazzeta Umberto, donde descubrí a un hombre positivo, agradable y divertido que me seducía con largas miradas, y halagos continuos. Sus dulces ojos azules podían haber hecho mella en mí, si una mirada plateada y misteriosa no hubiera ocupado mis pensamientos, pero lo hacían,  y tras la tórrida noche de pasión que habíamos compartido era inevitable no estremecerme ante su recuerdo.

Llegamos a la entrada. Angelo detuvo el motor de la Vespa, se quitó el casco y se apeó. Me dio galante la mano y bajé con una sonrisa satisfecha y agradecida.

–Ha sido estupendo, Angelo, una mañana inolvidable.

–¿Qué tal una copa después del trabajo? Esta noche hay una fiesta en el Pub Number Two.

–No creo, lo siento, pero si cambio de opinión…

–Si cambias de opinión…me harás inmensamente feliz.

Su sonrisa fue seductora, su mirada anhelante, su expresión traviesa.

Me despedí aleteando efusiva una mano y me adentré en el hotel. Cuando traspasé la puerta de la habitación, una voz furiosa reverberó en el vestíbulo dejándome paralizada.

–He dicho que no, y es inútil que insistas, es mi jodida decisión–bramó Liam, de espaldas a mí, hablando por su móvil.

–Me importa una mierda Joan, no pienso volver a pasar por esto, tú mejor que nadie sabes lo que sufrí. Y ambos sabemos que es una batalla perdida, te quiero…pero tienes que aceptar mi decisión. No hay vuelta atrás.

Sentí cómo si una serpiente fría y sinuosa se enroscara en mi vientre, se me secó la garganta e inconscientemente retrocedí.

–No voy a decirte donde estoy–continuó–Pero te prometo que regresaré a tu lado a tiempo.

Tras una breve pausa en la que deambuló inquieto por la habitación musitó:

–Yo también, pequeña. Hasta pronto.

Bueno, ahí estaba el motivo de sus requisitos, tenía pareja. Y eso, cambiaba radicalmente la situación. Pues estar con alguien que huía de compromisos era una cosa y estar con alguien ya comprometido, era otra muy distinta, y a mi parecer deleznable. Y se llamaba honesto ¡Ja!

Avancé decidida y fui directa al armario.

–Renuncio–aduje sin mirarlo. Y sin dilación comencé a tirar mi ropa sobre la cama.

Liam sacudió confuso la cabeza, y se acercó a mí con paso firme.

–¿Qué demonios estás haciendo?–me increpó en tono seco y cortante.

–Me largo, acabo de darme cuenta de que este convenio no me beneficia en nada.

–No si esperas conseguir una relación–admitió cínico.

Me encaré con él, me alce de puntillas y proferí furiosa:

–Esto es una maldita relación, extraña y complicada, pero una relación, carente de promesas y planes, que yo aceptaba de buena gana, pero porque pensé que eras un hombre libre, sin embargo ahora….

Liam abrió los ojos asombrado, me cogió por los hombros y me pegó a su pecho.

–Nunca he sido tan libre–arguyó–Sólo hay algo que me acecha y no es una mujer. Tú eres lo único que me hace olvidarme de todo.

–Pero…Joan.

–Joan es mi hermana.

view-from-capri-town_3637

 

 

 

Anuncios

Acerca de nerolloil

ESCRITORA ROMÁNTICA
Esta entrada fue publicada en Mini relato 18 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s