SÁLVAME DE TI……HASTA EL FINAL….45

Contengo el aliento.

Los pasos se acercan con premura hacia mí. Ruego en silencio que no me sobrevenga otra contracción en este preciso momento.

—¡Joder! ¡Mierda, ha perdido al niño!

La voz crispada de Diego enciende en mí una llamarada de furia.

—¿Qué más da?—inquiere despreocupada Luisa—Iba a morir igualmente.

Unas manos me giran, relajo mi cuerpo, mostrándome inerte e inconsciente. Me siento observada.

—Quizá….—masculla Diego, presionando la yema de sus dedos en mi cuello.

—Sería lo mejor—asevera Luisa—Su muerte estaría justificada, y nos ahorraríamos un entierro. Todos pensaría que le sobrevino el aborto y se desangro en casa.

Diego resopla. Siento la tensión de su cuerpo pegado al mío.

—¿Quién coño se va a creer que no le dio tiempo a llamar a una ambulancia?

—Quizá se le levantara mareada—improvisa Luisa— y se cayó golpeándose digamos…..¿con esto?

El pavor me asalta, siento la imperante necesidad de abrir los ojos, y justo cuando contengo ese impulso, un dolor agudo me atraviesa de parte a parte. Me agito rechinando los dientes.

—¡Mierda, está vida!—exclama Luisa.

Abro los ojos, sudorosa y trémula justo cuando de soslayo veo una figura abalanzarse sobre nosotros.

Grito cuando Diego me empuja al suelo para enfrentarse a Liam que ha golpeado a Luisa y le arrebata el rifle. Su rostro es una máscara demoníaca.

De inmediato, vuelven a apresarme, cercan mi cuello y me obligan a ponerme en pie. Diego se cubre con mi cuerpo.

—¡Si disparas, le rompo el cuello!—amenaza temeroso.

—Si la sueltas, yo suelto el rifle—propone Liam. La furia estira sus facciones, su mirada es tan letal como el arma que afianza entre sus manos.

Diego parece meditar el ofrecimiento.

—Podría meterte un tiro ahora mismo, justo entre los ojos—asegura Liam en un gélido hilo de voz—no tendrías tiempo ni a parpadear, capullo. Pero privaría a mis puños del placer de matarte a golpes. Y, en defensa propia además, demasiado tentador para mí. ¡Suéltala ya!

Jadeo, otra contracción me acomete con violencia. Diego me sujeta con firmeza, ciñéndome más a él. Estoy tan débil que mis rodillas son incapaces de sostenerme.

La visión se me nubla de nuevo, mis pesado párpados se entrecierran, lucho contra la inconsciencia, el dolor no me da cuartel.

Parpadeo con fuerza para alejar el sopor, y justo en ese preciso instante, veo una silueta asomar tras la espalda de Liam.

—¡¡¡Tras de ti!!!

Diego me suelta y se precipita sobre Liam.

Caigo desmadejada al suelo, presa de lacerantes espasmos que me convulsionan, grito de agonía, lloro de impotencia y miedo, siento que me apago y que no puedo hacer nada por impedirlo.

Liam golpea a Diego en la mandíbula con la culata del rifle, mientras intenta desasirse de la arpía que grita aferrada a su espalda. Retrocede hasta el muro más próximo y  choca con extrema violencia su espalda contra él. Escucho el dolorido gemido de Luisa que y un crujido de huesos, Liam se despega de la pared, y la mujer se desliza hacia el suelo, su cuerpo flojo e inmóvil se desploma como una muñeca rota.

Diego grita furioso y se lanza sobre Liam. Ante mi estupor, Liam lanza el rifle en mi dirección, me arrastro estirando dolorosamente mi cuerpo hacía él. Comienzan una encarnizada pelea, golpeándose salvajemente. Cada vez que Liam recibe un derechazo, contengo el aliento, no obstante, me apercibo de su sanguinaria expresión relamida, como si realmente disfrutara del enfrentamiento. Jamás había visto esa mirada depredadora, esa expresión lobuna, esa fiereza brutal. Tampoco imaginé que fuera tan buen luchador, ágil, diestro y entrenado.  Aquel Liam, era completamente desconocido para mi. Aquel Liam, era un demonio enfebrecido que luchaba con apasionado ahínco.

Gimo por enésima vez y con la punta de mis dedos tanteo el rifle. Me estiro tortuosamente y logro alcanzarlo apretando los dientes, y conteniendo el dolor. Lo empuño torpemente e intento apuntarlo hacia ellos. No tengo objetivo, los hombres giran sin cesar, resulta demasiado temerario disparar.

Respiro hondo y grito con fuerza.

—¡Alto Diego, voy a disparar!—amenazo, rogando que me obedezca.

El aludido me mira de refilón, su rostro es una máscara sangrienta. Se tambalea indeciso, pero cuando se encara de nuevo hacia Liam, este le propina un atroz puñetazo en la mandíbula que lo lanza con violencia al suelo, cae como un fardo, pesado e inerte.

En el acto, Liam corre hacia mí, me toma entre sus brazos y corre hacia la salida.

Apenas puedo mantener los ojos abiertos.

—¡No, maldita sea, aguanta! ¿Me oyes?—suplica desesperado.

Intento fijar la mirada en su rostro. Tiene una brecha en la ceja izquierda, y un feo corte en el pómulo del mismo lado, que derrama un hilo de sangre zigzagueante por su mejilla.

—Sangras—profiero mareada. Mis párpados se entornan.

Veo el miedo en sus hermosos ojos.

—¡No te duermas!—increpa con temor. Me sacude, mientras corre conmigo en brazos—¡¡¡Resiste amor mío, tan sólo un poco más..!!!—implora desesperado.

Asiento débilmente, trato de esbozar una sonrisa tranquilizadora que muere antes siquiera de haber nacido. La negrura me acecha tras una cortina difusa, donde se suspende una luz intensa que me atrae.

—¡No lo voy a permitir!—escucho su voz como un rumor lejano y desgarrado—¡No vas a dejarme. Juntos hasta el final!

De súbito, una sacudida brusca. Liam se ha detenido, de rodillas me arrulla contra su pecho. Mientras, en plena calle, pide a gritos auxilio.

Una lágrima cálida recorre cosquilleante mi mejilla, de lo único que soy consciente antes de dejarme llevar es de que esa lágrima no es mía.

Algo me arrastra fuera de los brazos de Liam, una presencia oscura, él se debate, solloza, maldice, lucha por retenerme…Me escurro…me llevan….me rindo….

Una frase repetida hasta la saciedad me acompaña en mi viaje….¡Juntos…mi amor…hasta el final!

muerte

Anuncios

Acerca de nerolloil

ESCRITORA ROMÁNTICA
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a SÁLVAME DE TI……HASTA EL FINAL….45

  1. Natalia dijo:

    DIOSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS Lola me vas a matarrrrrrrrrrrr de un disgustoooo y ahora?????

  2. María Martha Araneo dijo:

    Noooooooooooo…………… Lola!!!! Por qué??????

  3. Luz Nava dijo:

    Y toda mi adrenalina se queda suspendida… :O

  4. Marisa dijo:

    Dios!! cómo es posible que esta hermosa pareja sufra tanto??? Lola te felicito logras con tus palabras que sienta cada una de las sensaciones alegrías y tristezas de Liam y Eva. Sos Genial!!!!

  5. Me voy a desmayar del sufrimientoooooooooooooooooooooo 😥 Evaaaaaa, Liammmmmm ♥

  6. Gilda Zerquera dijo:

    Ay, no!! que angustia! Eva y Liam estan suftriendo mucho. Ellos merecen ser felices.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s